New York City: La capital del mundo occidental.

September 4, 2017

Me cuesta encontrar alguna frase para poner aquí, en lo que debiese ser la "bajada de título"-según el orden lógico y teórico que tengo incorporado como "modo correcto de escribir", que logre describir NYC.

Y es que de NYC hay tantas cosas dichas...

The Big Apple, The City that never sleeps, Empire State of Mind...

Ninguna sobra, pero ninguna lo abarca por completo.
 

 

Obviamente la gran manzana, capital del mundo occidental, tenía que pertenecer al país con mayor poderío del mundo. Pero New York no es parte de él. New York no es parte de ninguna nación. New York es un lugar y nación en sí mismo; se rige por su propia bandera, autoproclamandose capital del mundo.

 

Si me refiero a New York City como La Ciudad, no es pura coincidencia, sino porque lo es. Así. Con mayúsculas.

Y es que es así, allí puedes encontrar personas de todos los rincones del planeta, todos con un sueño.  Alguien me dijo que una vez que estas en NY eres Neoyorkino, sin país en particular.

 

La ciudad tiene una energía potente. Las personas que la habitan son tan diferentes a todas las de otros lugares, y tan distintas entre sí. Tan misceláneas. Y creo que eso les gusta... Hay musulmanes, judíos, chinos (con su propio barrio), italianos (y lo poco que queda de su barrio), cristianos, latinos, los vulgarmente llamados "gringos" -que, como se sabe, conocen mucho, pero no entienden nada-, millonarios y homeless... un mix eterno  de seres humanos que probablemente sería demasiado largo de detallar, pero han logrado consolidar una personalidad libre, que se condice con el alma del lugar. Aquí definitivamente no importa tu color o tu creencia, sino simplemente tu sueño, esperando que conjugue que se vuelva realidad.

 

Aparece cierta emoción de sorpresa e intriga al pisar New York, que en mi caso, permaneció intacta durante toda mi estadía.

Hay que ser valiente para perderse en sus calles, porque todo es posible, y a cada minuto. 

Entiendo que quienes habitan NYC sientan cierta inminente seguridad en sí mismos, dado que pertenecen a la ciudad que todo lo puede, y donde todo ocurre, sin embargo, también es sorprendente que el neoyorquino tiene interés permanente en conocer nuevas culturas, o incluso hacerlas partes de la ciudad. Tal vez porque es la ciudad que recibió la mayor cantidad de inmigrantes a comienzos de 1900 en Estados Unidos, y probablemente porque son conscientes de que cada persona que habita ahí -con sus diferencias- ha convertido ese lugar en la impredescible y encantadora jungla humana que es.

 

Todos se mueven increiblemente rápido, aceptando los contrastes como parte del paisaje  y como algo natural. 

La ciudad no respeta, pero los que la habitan son muy cuidadosos y pertinentes con el prójimo. Pero NYC en sí misma es como una bestia con personalidad propia que seduce y . No por nada dice la canción de Sinatra "if you can make it there, you can make it anywhere", porque si logras lo que quieres en NYC, ya nada te queda grande.

 

Tantas canciones se han escrito sobre New York, y de tantos ritmos distintos, que creo que eso ya habla por sí mismo de La Ciudad.

Logra conjugar culturas e incuso convertirlas en barrios, en los que te puedes sentir como si estuvieses en la nación que representan, olvidando que donde estabas en la cuadra anterior, con cortes ambientales que, si bien no son del todo armónicos, permiten un encuentro cultural. 

 

NYC es como un rompecabezas de piezas de los más variados colores y sin mucha concordancia, pero sus bordes increiblemente calzan perfecto, con una 

 

Recomendaciones para New York City:

 

- No vayas a sin haber estudiado antes acerca de la ciudad y sus lugares En realidad, es algo que aplica para todos los viajes, pero si no lo haces antes de visitar NY, probablemente pierdas mucho tiempo -lo más sagrado en La Ciudad-, dinero, historia y detalles interesantes. New York tiene cientos de lugares para visitar, no basta con una sola visita para poder conocerlos todos (y eso que me estoy refiriendo sólo a la zona de Manhattan), por eso, hay que aprovechar cada minuto.

 

- Pasar muchas horas de la tarde/noche contemplando las luces de Times Square. Se te pone la piel de gallina de pensar cómo han logrado hacer tanto!. Las diferentes formas y colores del marketing logran conglomerarse en una plaza, y adquieren una forma artística muy de nuestra época. Es inevitable maravillarse con el espeluznante y vertiginoso avance tecnológico de la publicidad en Times Square.

 

- Asistir a un espectáculo de Broadway. Un clásico de calidad increíble. Si te gustan los espectáculos de terror, es 100% recomendable aquel donde eres partícipe: Sleep No More, simplemente es una experiencia donde eres uno más dentro del show.

 

- Toma la mayor cantidad de Walking Tours que puedas. NY es una de las ciudades que he conocido que son más amigables para ello, dado que es más bien plana, y cada calle y avenida tiene algo novedoso que conviene observar. En el caso de hacerlo de manera independiente, conviene acompañarse de una guía completa, a modo de no perderse de ningún detalle.

 

- Contemplar el stress por el tiempo en Grand Central Terminal, con su famoso reloj en el centro, actor de tantas películas de Hollywood, donde, aunque no seas partícipe de esa danza veloz y temeraria que protagonizan quienes se preparan para abordar el siguiente tren, podrás visualizar uno de los mayores males de nuestra sociedad:  si no te mantienes atento, no al presente, sino al futuro, se te puede difuminar el recurso más preciado; el tiempo.

 

- Acariciar con la mirada a la mujer más bella del mundo: Liberty Enlightening the World. Símbolo del lugar donde los sueños de liberación se convierten en realidad. En mi caso además, visité Ellis Island, y el museo de los inmigrantes, quienes son el alma de NYC. Te podrás dar cuenta que la capital del mundo occidental está fundada por deseos de  personas que han venido desde los lugares más diversos y recónditos del planeta, y fueron recibidos por la mirada fuerte y acogedora de La Estatua de la Libertad.

 

- Perderse por una tarde entera en Central Park, admirando cada uno de sus rincones, y las más variadas actividades que realizan quienes ahí se encuentran; deportes, baile, juegos de mesa, pintura, patinaje, entre infinitas posibilidades, mientras una que otra pareja se enamora, otros meditan y algunos se permiten secar sus lágrimas para empezar de nuevo, en la ciudad de las oportunidades. Vale la pena encantarse con este increíble e imponente parque y amerita al menos una jornada completa del día. Destaco además de Central Park el cómo se funda y de dónde se obtienen los recursos para financiar su 

 

- Darse el tiempo para absorber la esencia de cada uno de los lugares que conoces. Por eso, para New York probablemente no baste con una sola visita.

 

- Recorrer el Museo de Historia Natural por un día completo, o la mayor parte del tiempo que dispongas.

Aunque depende de los gustos, e intereses, vale la pena recorrer y conocer los orígenes del hombre, las diversas culturas aborígenes, los enormes dinosaurios Al igual que -a mi parecer- todas las capitales que contienen uno de éstos.

 

- Visitar Harlem o Brooklyn, y el mismo día, caminar por 5th Avenue. Desgarrador e interesante contraste, reflejo de la sociedad actual.

En Harlem, es maravilloso perderse en las melodías del Blues, que se escucha en muchos cafés de sus calles, con viejos que tocan con pasión y nostalgia los ritmos de su música. Es un must también pasar por el teatro Apollo, donde se presentaron tantas estrellas de la música, particularmente de raza negra.

Y, sobre 5th Avenue, cómo no encantarse con el lujo de las marcas que muestran las más prestigiosas piezas de ropa y accesorios en sus vitrinas, donde es inevitable no tentarse con una que otra cosa... Además, debes mantenerte atento, porque es muy probable que te encuentres con algún famoso.

 

- Sorprenderse con el contraste cultural que ofrece Chinatown, donde dicen, quienes han estado en China, que es similar a encontrarte en ese país, y si bien, aún no he estado ahí, pude olvidarme por completo de NYC y comprender que en ese lugar se gobierna por sí mismo, con idioma, costumbres y personas de China.

Sobre Little Italy...mmm, qué decir... Queda muy poco, menos de una calle con unos cuantos lugares para comer. Pero por tradición y la deliciosa pasta que ofrecen, debes comer ahí.

 

- Admirar el Financial Discrit, con sus imponentes edificios, donde se albergan quienes toman las más importantes desiciones de la actualidad, donde lo fundamental ocurre, y no duerme.

 

Detalles no tan pequeños...

*Si vas a andar a pie, debes saber que inevitablemente te perderas en el metro de New York. Es complejo de manejar si no eres citadino, sin embargo, las personas están muy dispuestas a ayudar al forastero.

*Lleva zapatos cómodos. Lo que más se hace -y vale la pena- es caminar.

*Aprovecha cada minuto del día, mantente permanentemente atento a cada detalle y permítete una reflexión diaria de lo observado, dado que NYC es reflejo del mundo actual.

*Disfruta del caos de la ciudad!

 

New York es historia en sí misma y en tiempo presente. Los acontecimientos más importantes de la actualidad se viven ahí, ahora. Por eso es muy importante absorber la mayor cantidad de información, tener los ojos muy abiertos y deslumbrarse.

NYC es corre rápido, como nosotros, los denominados Millenials, principales transformadores de La Ciudad.

Es como ver plasmado en el concretismo nuestra sociedad actual; cosmopolita, diversa, dispersa; con ánimos de mayor respeto, menos discriminación e infinita tolerancia a las diferencias entre los actores de la realidad que en ese mágico lugar se conjugan.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

You Might Also Like:

Y si les hubiese hecho caso?

September 1, 2019

From Thailand with Love.

August 20, 2019

1/15
Please reload

About Me
Search by Tags

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com

IMG_4942
IMG_5713
IMG_3768
IMG_2288
Captura
IMG_1910